martes, 7 de agosto de 2012

14.- El mundillo de Harrirafa

Clavo mi mirada en la maldita escalera y mascullo algo ininteligente. Estoy totalmente calada de los pies a la cabeza, y bueno, siempre he querido tirarme a una piscina con ropa, pero no en pleno otoño con un frío de invierno... No era esa mi idea. 
- ¿Estás echándole una maldición a la pobre piscina?- sonríe Louis entregándome una toalla que ha traído Zayn - No tiene la culpa, es joven e incauta, no se esperaba que una chica un poquitín torpe se resbalara... 
- No le eches cuenta- me sonríe Harry saliendo de un salto de la piscina. 
- No lo hago- aseguro cuando María e Irene se interponen entre Harry y yo. 
- Bueno, primero, ¿¿¡¡ DONDE DEMONIOS ESTÁ WENDYYYY!!??-exclama Irene para luego inspirar y calmarse- Dime que no está en esta casa con...- eleva la vista hasta toparse con los ojos azules de Niall, le dirige una mirada de repulsión- eso.
- Irene, sí, está en esta casa con estos.-hago un gesto abarcando a los cinco cantantes. 
-  Oh, D-I-O-S- se queda boquiabierta. 
- Vale, Irene, que tu pájaro esté junto al irlandés no es nuestro mayor problema- impone María- Ana, ¿dónde se supone que está la ropa?-pregunta con el ceño fruncido. 
- Oh, por dios, me acabo de caer en una piscina de 11 grados...
- 15 en concreto- interrumpe Louis. 
-15 -suspiro- y... en vez de preocuparos por como estoy, me atiborráis a preguntas- finjo estrés llevándome la mano a la frente, teatralmente.
- Es buena actriz...- le oigo susurrar entre risas Liam a Zayn, que asiente mirándome divertido. 
María comienza a sermonearme pero algo capta total y absolutamente mi atención. Zayn le tiende un toalla a Harry, éste la coge y la suelta sobre el césped llevándose distraidamente una mano a la chaqueta negra y quitándosela. ¿Eso? Bien, ¡ eso me hace perder el norte! Ya ni hablamos cuando sosteniendo el filo de su camiseta la echa hacia arriba mostrando su recién estrenada tableta. Ahí es cuando casi me desmayo. Dios... este chico es todo un espectáculo. Creo que ahora mismo estoy hiperventilando, sí, realmente estoy hiperventilando, porque Harry eleva sus verdes ojos a los míos, curioso mientras se echa la toalla al cuello. 
Aprieto la mandíbula, nerviosa, sellando mis labios conteniendo la respiración. 
- ¿Qué pasa? ¿Nunca has visto a un tío sin camiseta?- eleva una ceja, burlón. 
- Pues claro...- creo que se me olvidó mencionar que ese que vi sin camiseta es a mi hermano de 14 años. 
- A quien no ha visto es a Harry Styles sin camiseta- ríe Liam. 
- Eso, es mentira...- lo he visto en fotos... eso cuenta,¿no? ugg, mejor no lo digo, parece más como una obsesión. 
- Bueno, vale- interrumpe María- Ana, ve ahora mismo a cambiarte, si crees que vas a entrar en el coche así- ríe- estás muy equivocada- dice y me tiende una bolsa de plástico con ropa dentro- Como te conocemos de sobra, hemos traído ropa de recambio. 
- Aishh... no sé para que nos esforzamos contigo- suspira Irene rodando los ojo, provocando risas entre los chicos. La fulmino con la mirada y cojo la bolsa. 
- Que gente más quisquillosa...-mascullo dándome la vuelta y caminando en dirección a la casa- no sé para que nos esforzamos contigo- estoy imitando a Irene cuando noto que Harry llega a mi lado- ¿Qué haces?- le pregunta alzando una ceja, extrañada. 
- Pues que voy a cambiarme también...- se encoge de hombros sonriendome tranquilamente. 
- Oh, extraño, creí que te desnudarías ahí en medio- bromeo. 
- Ja-ja, me parto y me mondo, eres lo más...- bufa rodando los ojos. 
- Dime algo que no sepa rizos, que no sepa...- le sonrío sacándole la lengua.
Llegamos a la puerta de cristal y me coge del brazo parándome. 
- Ahora, ¿qué?- pregunto poniendo los ojos en blanco.
- No pensarás entrar así, ¿no?- me sonríe malicioso. 
- ¿Así  cómo?- hago una mueca desconcertada. 
- Pues así de mojada- ríe socarronamente Harry. 
- No se si te has dado cuenta, pero...- digo lentamente  poniendo las manos en las caderas- , estás igual de mojado que yo... 
- Ya- dice igual de lento- peeeero... yo "vivo" en esta casa, ¿lo coges A-n-a?- vocaliza exageradamente.- Por lo que puedo entrar como quiera. 
- ¿Y qué pretendes que haga?- pregunto cruzándome de brazos.
Este chico tiene una habilidad increíble para irritarme, en serio... 
- Pues que te pongas unos zapatos como mínimo, unos zancos, en concreto- ríe. 
Me quedo con la boca abierta de par en par, ¿pero que habla este loco? 
- Vamos- apremia- ahí los tienes, así seguro que no manchas el suelo- se aguanta una risa señalando unos zancos a la entrada. 
- ¡¿¿Pero tú estás de broma , no??!-exclamo molesta- ¡Que te crees que me voy a poner esa cosas!- bufo rodando los ojos. 
- Eso es exactamente lo que vas a hacer si quieres entrar en la casa y cambiarte de ropa para volver a tu cueva- sonríe Harry apoyándose tranquilamente en la puerta. 
- Eres... agg, insoportable- pataleo el suelo y cruzándome de brazos agacho la cabeza finjiendo hacer pucheros. 
- Oh, por dios, ¿se supone que me debe de dar pena?- ríe Harry. 
- O pena o miedo, elige- mascullo. 
- Vale, mira, ¿qué te parece si te llevo  a cuestas?- ofrece sonriendo. 
- ¿Tú? ¿ A MÍ? ¿A cuestas? Ja, sigue soñando chaval- río nerviosa. 
- Vamos, Ana, ¿prefieres ir con zancos?- dice él. 
- Pues sí- miento, por dios, ¡¿cómo voy a querer ir con zancos?! ¿¡Y quién tiene zancos en una casa para no manchar el suelo?! 
- Bueno, pues, venga, cálzatelos- se encoje de hombros cuando le miro con odio- ¿¡Qué!? Son normas de Lou, no mías. 
Tras un largo suspiro, asiento hacia Harry, que sonríe victorioso. 
- Vale, iré a cuestas- suspiro de nuevo. 
- Ah, claro, pero así no- dice Harry.- No me voy a mojar más de lo que estoy, así... que te quitas los pantalones... 
- Espera, ¿qué? no, ESPERA ¿¿¡¡QUÉ!!??- chillo irritada- ¿Tú estás mal o qué te pasa? ¿Eres tonto o te lo haces? Aclárame, ¿qué te has creído? ¿David Bisbal inglés?
- ¿Eh?- Harry luce desconcertado por mi última observación.- Tranquilicémonos linda...- ríe- Te recuerdo que llevas mi sudadera, y eso te cubre como... lo suficiente- termina tranquilamente.
- Ya, y el mundo es plano, no te digo- ironizo poniendo los ojos en blanco.
- Bueno, pues allá tú- se encoje nuevamente y abriendo la puerta comienza a caminar silbando al interior .
Abro los ojos como platos, ¿¡en serio me va a dejar aquí sin poder entrar!? 
- ¡No!¡vale!- grito para que me oiga- me llevaras a cuestas... sin el pantalón- refunfuño en un susurro al final. 
- Ya decía yo...- sonríe Harry regresando a mi lado. - Bueno, yo no miro.- sonríe con ternura y se lleva ambas manos a los ojos, cerrándolos. 
- Como mires, te quedarás sin tus preciosos ojos verdes, ¿capito?- advierto recibiendo una risa de él. 
- ¿Crees que mis ojos son preciosos?
 Por dios, como si él no lo supiera ya... 
Me quito rápidamente el pantalón, comprobando que la enorme sudadera llega un poco antes que la rodilla. 
- Ya- mascullo con los brazos cruzados. 
Harry aparta sus manos de los ojos y me mira de arriba abajo haciendo que mis mejillas ardan y se tornen rojísimas. 
- Estás encantadora cuando te sonrojas- ríe Harry- Anda, sube- se agacha un poco ofreciendo soporte en su espalda. Menos mal, porque es bastante más alto que yo... 
- Vaya jirafín...- musito aguantándome la risa. 
- ¿Qué?- pregunta Harry.
- Nada, nada.
Poso mis manos sobre sus hombros frunciendo los labios para no reír. A ver, cuando me emociono o me pongo nerviosa con algo me sale una especie de risa histérica... y su piel es tan pálida y suaaaaave que... oh por dios. Esto definitivamente no pasa todo los días.
  Suspiro y trago saliva incómoda y alegre a la vez, e impulsándome enredo mis piernas en su cadera, Harry ríe. 
- Buff... como pesas- recibe una torta en la cabeza de mi parte. - Au, que me despeinas- sigue riendo. 
- Imbécil- gruño. 
- Es broma- le noto sonreír. - Sujétate bien- avisa y abrazo su cuello con fuerza. 
- Guauuu, así que es así como ven las jirafas el mundo- me burlo cuando Harry comienza a caminar al interior. 
- Que lástima que no vea las perspectiva de tu familia de hormigas entonces- ríe. 
- Ja-ja, no soy baja, soy normal- le pellizco la mejilla. 
- Auu- ríe de nuevo y me sujeta de las piernas para que no me caiga. Se siente raro la verdad. Lo que es normal estando en la espalda de tu plantónico sin pantalones.- Tienes la piel muy suavita- se burla. 
- Espero por tu bien que sea un cumplido- le aviso ocultando mi sonrisa. Nos quedamos un rato en silencio mientras sube lentamente las escaleras. 
- ¿En serio que no te peso mucho?- le pregunto entrecerrando los ojos. 
- Al contrario, eres bastante delgaducha, pesas poquito...- sonríe.
- Eso le dirás a María cuando la veamos después, ¿vale?, dice que como siga comiendo tantos grazúcares me pondré enoooooorme- reímos los dos- como un elefante... je, un Anafante- inspiro sonriente agarrándome un poco más fuerte al cuello de Harry porque no es que a esta altura sea muy estable. 
- ¿Grazúcares?¿Anafante? ¿Eso que es?- pregunta desconcertado- No recuerdo que eres española a veces, pero la verdad es que algunas palabras que dices... 
- Grazúcares viene de grasa-azúcares en mi idioma claro, y María unió ambas palabras. Además, ¿no viste este verano un anuncio de Danonino en el que mezclaban palabras de animales? Bueno, pues eso, tú te llamarías Harrirafa, Harry-jirafa. 
- Ah - suelta una carcajada, haciendome temblar sobre sus duros hombros- de todos modos sería  Harriraffe de Harry- giraffe- opina Harry. 
- Eso en tu idioma, en español suena más guay- digo sonriendo. 
- Guay ¿eh?-ríe.  
Casi llegamos a la habitación. 
- Arre caballo- hinco -no muy fuerte- mi rodilla en sus costillas. 
- ¿Me has llamado caballo? ¿Primero jirafa y luego caballo?
- Es que eres todo un animal- le doy palmaditas en la cabeza con una mano, intentando no perder el equilibrio.
Cuando Harry abre la puerta mi boca se abre de par en par igual que mis ojos. Deshago mis brazos de alrededor de Harry y planto mi pies en el suelo observando la habitación con los ojos brillantes. 
- Joooo... que habitación taaan... chachi- gimo riendo. 
- ¿Chachi?- ríe Harry- buena palabra. 
- Gracias. 
- Es mía, la habitación digo- dice con una sonrisa y me vuelvo asombrada para mirarlo a sus ojos verdes. 
- ¿Tienes una habitación en la casa de Louis?
- Pues sí...- sonríe divertido- A Louis no debería hacer más apuestas. Los cuatro tenemos una habitación propia en su casa.
Le devuelvo la sonrisa y aparto mis ojos de los suyos, guau, intimida... Avanzo hasta la cama y paso la yema de mis dedos por la suave tela. 
- No malgastáis el dinero, ¿eh?- río. 
- Sabemos como utilizarlo- se encoge de hombros. 
- Ajá- asiento paseando mi mirada por la habitación, hasta pararme en un tablón con un gran folio lleno de nombres. 
Me acerco y frunciendo el ceño compruebo sorprendida que son nombres de chicas. Los nombres tienen al lado un recuadrito y algunos están coloreados y otros no. 
- No me digas que es una lista de tus amiguitas especiales- digo sin creérmelo. 
- Mmm... vale, no te lo digo- se encoge de hombros tan tranquilo... será.... cerdo.
- ¿Pero... cuáles son las... que están tachadas?- pregunto sin apartar los ojos de la lista, guau, hay muchiiiiiismos nombres. 
- Bueno, hay muchas chicas guapas y que quieren salir conmigo, las llevo al cine o un restaurante y las voy despachando, son lindas y listas, pero no quiero una relación seria- se excusa sonriendo para sí, lo escucho incrédula.- Mañana voy con... ¿como era? Katrina, y el Sábado con Nicole... creo- murmura para sí.
 - Pero las estás engañando a todas- casi chillo. 
- A ellas les da igual, lo único que quieren es un día conmigo- me sonríe débilmente. 
- Lo dudo, ¿sabes? Me alegro de que nunca compruebe lo que es una cita contigo, eres un... eres...- me muerdo el labio, irritada y enfadadísima. 
- ¿Soy...? 
- Eres...eres un cabrón- le suelto enojada. Un silencio se extiende entre ambos. Harry parpadea desconcertado y me mira serio, yo le lanzo miradas terroríficas antes de dirigirme al baño y cerrar la puerta con un estruendo. 

Los ojos me pican llorosos. Lo peor que me podía pasar en el mundo, ha ocurrido... Está bien, quizás no lo peor. Pero saber que has estado viviendo en una mentira, que tu platónico e ídolo no es la persona que pensabas... bueno, decepciona. Lo sé, puede parecer patético, pero cuando las cosas me iban mal, siempre pensaba en Harry, en su música, en sus bromas, en su amabilidad, en su tacto con las chicas... que ironía, por dios. 
 
Me froto los ojos y resoplo, vale, no voy a a llorar de rabia por un tío, y menos por uno que juega con los sentimientos de las chica así. Uff... soy profunda cuando me lo propongo.
Me quito la sudadera cuando llaman a la puerta del baño. 
- Ana...- oigo al otro lado de la puerta- umm... lo siento.- continuo en silencio, no quiero que mi voz suena ronca cuando hable- Dejaré eso de la lista, la he roto... perdóname, por favor. 
- ¿Por qué te tomas estas molestias por mí?-pregunto en un susurro a los minutos.
- Por que tienes razón, está mal lo que he hecho, y... me he comportado como un completo idiota. 
- Cabrón, era cabrón...- sonrío finalmente provocando risas de Harry. 
- Está bien, como un completo cabrón- dice.- ¿Sabes? Eres una buena chica, me caes bien... y créeme, eso es un logro, normalmente en lo primero que me fijo en un chica es en lo buena que está... bueno, no es como si contigo no lo hubiera echo y... 
- Vaaale, vale, vale... no hace falta que des detalles- río nerviosa, ¿cree que estoy  buena
- Umm... ¿Ana?
- ¿Si? 
- Ahí dentro me dejé mi ropa- ríe. 
- Oh- me sonrojo considerablemente. - Pues vas a tener que esperar, no estoy presentable. 
- Vaya, pero no puedo esperar, esta noche tengo reunión con la discográfica e iré dentro de una hora y... no puedo perder tiempo, por lo que, tápate que entro- balbucea Harry. 
Suspiro, bah, para que discutir. Cojo la sudadera de Harry y la pongo sobre el pecho para cubrirme. 
- Oye, te tapas los ojos por precaución, ¿eh?- le advierto. 
- Porrr supuesto jefa- ríe cuando abre la puerta del baño.- Guíame, ¿vale? 
- Porrr supuesto jefe- río también.- Haber, gira a la izquierda, luego a la derecha y recto y... 
- Vamos Ana, hija, cógeme de la mano , me guías y me das la ropa- ríe  con los ojos cerrados débilmente. 
- Cierra más fuerte los ojos- le riño mientras camino hacia él. Me sujeto bien la sudadera contra mí con una mano, y con la otra envuelvo la mano de Harry. 
Se siente terriblemente bien cuando entrelaza sus dedos en los míos y me da un suave apretón, le miro sonriente y el también sonríe, hacia ninguna parte, claro, ya que tiene los ojos cerrados. 
Camino en lentos y cortos pasos hasta el bidet, me agacho y cojo el conjunto de vaqueros, jersey y cazadora para ponerlo en manos de Harry, que da un saltito sobresaltado, río y le conduzco hasta la puerta, soltando su mano. Guau... mi mano está como electrificada... 
- Bueno, marchando rizos- le empujo fuera del baño cerrando la puerta tras él. 
Tras eso me visto rápidamente con la ropa que me han traido, que no se han complicado la vida vamos, unos vaqueros oscuros, una camiseta de tirantas blanca bajo una camisa a cuadros de tonos grises y negros. Acompañada claro de unas converse negras, guau, las chicas han ido de compras... 
Salgo del baño tras recogerme el pelo en una cola rápida, allí me encuentro a Harry vestido y apoyado contra el umbral de la puerta jugando con el móvil, alza su cabeza de la pantalla y me sonríe con los ojos iluminándose. 
- Ey... has tardado- dice sin dejar de sonreírme. 
- Que quieres, una chica necesita su tiempo - me quejo. 
- Ya, claro, anda vamos, que mientras estabas ahí Irene ha dado unos gritos que...- se estremece. 
- Ya, sí...  - río. 
Paso a su lado en la puerta y le miro. 
- Bueno pues me voy, mmm... no te entretengo  más, que te tienes que preparar y eso- me aclaro la garganta- Que... eso, me alegro de... conocer el mundo de un famoso.- sonrío. 
- Ajá, el mundillo de Harrirafa- sonríe de vuelta. 
Río divertida, y suspiro. 
- Espero que nos volvamos a ver, entonces- dice Harry, y antes de que pueda irme, Harry se inclina y besa con una suavidad increíble mi mejilla. 
A los segundos, la puerta del cuarto de Harry está cerrada, y yo, sola en el pasillo, con los ojos bieeeen abiertos, enteramente quieta, sintiendo constantes cosquilleos en mi mejilla y con un millón de mariposillas revoloteando en mi vientre.

23 comentarios:

  1. Jo tía te has superado... Felicidades!!! Pero me he quedado con ganass... :'( Suerte con el siguienteeee!!! Besos, Raquelilla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjajaja, muchas gracias, espero que verdaderamente te haya gustado, se intenta, siento haber tardado, pero el internet aqui, con el pen este, es HORRIBLE!!! intentare escribir mas seguido, por dios, tarde un monton esta vez, jejejje. la segunda quincena de agosto voy de vacaciones pero aun asi intentare escribir muuuuucho!! besooooooos
      y jejej, siento haberte dejado con las gana (aunque se pretende) juajuaaaa ;)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. jajdjshjthjhakkaka!!!! ME ENCANTA K COMENTEIIIIIS!!! ya podré dormir agustito!!! jaujuajuaaaaaa!! por dioooos, jejjejeje, intentare subir mas seguiditooo, ok?? besoooos muac muac ;)

      Eliminar
  3. Dios, k romántico :), m encantó!!!!!!, sigue así, cuando volverás a subir>??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjja, gracias, e intentaré subir hoy o mañana, esta vez tarde demasiado!!! sorry, y muuuuuuuuchos besos

      Eliminar
    2. ok, estoy impacientee :D, ahora no voy a dormir

      Eliminar
  4. Me encanta me lo he leído unas tres veces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj, muuuuuchas gracias!! me encanta k os guste y k lo leyais tantas veces!!! y por supuesto gracias por comentarr!! ;) muchos besazoooooos ;3

      Eliminar
  5. Oye no se me ven los comentarios:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ejjejeje, no importa preciosa, con k lo leas y disfrutes, a mi me vale ;))) besazos esther :)

      Eliminar
    2. acabo e leer lo de que pusistes los comentarios en trasparentee jajajja aimimadree a x cierto soy la hermana de raquel

      Eliminar
    3. jajjaja, si, tenias razon, es k soi un desaste, crei k era solo cosa de mi ordenador k no viera los comentarios y... jejeje NOP, era k sin saber a k le daba cambié el color de los comnetarios a trasparente, si es k soi de lo k no hay...... y k eres la hermana de raquel a la k le gustan los 1D o la k los odia?? jejejej, creo k se cual es la respuesta ;P ) besazoooos preciosaaaa

      Eliminar
    4. ajajajaj de la k le gustan me supongo :)la amiga de cristina

      Eliminar
  6. aixxxx me a encanado:)espero qu subas pronto que ganas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajaj, me alegra que te guste, en seriooo!!! el capi ya esta casi terminado, solo k ahora estoy de vacaciones y no tengo mucho tiempo libre, besazooos preciosa ;)

      Eliminar
  7. 1 semana y dos días sin colgar :(, porfa, sube k estoy super intrigada

    ResponderEliminar
  8. ¿cuando piensas escribir?? tu siempre echándome la bulla y mira!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj es vdd!!! XD

      Eliminar
    2. lo siento muchiiiisimo, pero es k llevo 13 días escribiendo el capiii, bueno, borrando escribiendo borrando escribiendo, hasta que he borrado el capi entero y estoy comenzando de nuevo y mas rapido, para mañana creo que estará terminado, perdoooooon!!!! y lo siento muchichiiiiisimo por la espera ;)) besazoooooooos
      PD: Irene, tu a veces me has echo esperar maaas renitaaa!!!! :P

      Eliminar
    3. Jajaja tranquila, no pasa nada :), lo k pasa es que tus capis enganchan y si no subes pues la intriga aumenta y t dan ganas de gritar :), pero me consuela saber que lo colgarás XD
      besos :D

      Eliminar
  9. Chicas, siento muuchiiiisimo no haberlo subido ayer, pero ha ocurrido un gran problema, ayer, el firefox se bloqueó completamente, junto con mi cpai escrito, hoy se abrió una nueva sesión pero no ha aparecido mi capi, si no el capitulo que borré anteriormente, ya que aqui no podia guardar todo lo que escribia con el pesimo internet, por lo k intentare acordarme del capitulo entero e igual escrito y subirlo.... Lo siento, de veras que lo siento, mas rabia me da a mi... :(
    besazooos a todaaaaas :3 os quiero

    ResponderEliminar
  10. porfa sube otro capitulo ¡¡

    ResponderEliminar