martes, 10 de julio de 2012

10.- Sopresa, ¿emplumada o rizada? (I)

Parpadeo atolondrada cuando unos golpes resuenan en la puerta, gruño molesta y me tapo la cabeza con la almohada... Paran y luego vulven a sonar...¡¡¡JOLINES!!!¿¿Es que ya nadie puede dormir en esta maldita universidad?? Gimo y aparto la almohada de mi cabeza. 
- No pienso abrir, ya lo hice la otra vez- mascullo. 
- Ni yo...no tengo ganas-murmura María. 
- Pues yo tampoco pienso ir...- refunfuña Irene. 
Pasan unos segundos y vuelven a dejar de tocar la puerta. 
- Chicas, por favor, abrid, se que estais ahí- pide la melodiosa voz inglesa de Stefan. 
Abro rápida los ojos y me levanto corriendo para abirle, pero Irene ya se ha espabilado milagrosamente y se encuentra frente a la puerta moviendo el pomo, je, esta chica es rápida para lo que le conviene. 
- Hola Stofino- saludo con voz cantarina Irene. 
Me es inevitable reír, ¿Stofino? ¿De verdad? Irene me fulmina con la mirada y vuelve su atención a Stefan que nos mira divertido, normal, cualquier persona nos habría tomado por locas, lo de Stefan es un verdadero logro... 
- Buenos días, Ana, Irene... María- alza un poco la voz saludando a María, que está en la cama, aun. 
- Ey...- murmura ella adormilada. 
- En fin, que venía por...- dice y comienza a leer un sobre amarillo de correos- un paquete para Irene González Arriaza, un paquete urgente más bien-sonríe leyéndo un informe del correo- Bueno, lo dejo en tus manos, hay que recojerlo en la oficina de correo 57 A Oxford Street y,...- dice rebuscando en una bolsa grande de tela- esto también- sonríe por último entregando a Irene una carta. - Bueno, me voy, que hay mucho trabajo que hacer, adios chicas- se despide no sin antes guiñarme un ojo, sonrío y le imito. 
- Chaitoooo- ríe Irene antes de cerrar la puerta y dejarse caer en ella, suspirando y con la mano en el corazón- ¡¡Qué tío más buenorroooooo!!- ríe dando saltitos. 
- Claro, Irene, ¿qué dice la carta?- pregunto curiosa. 
- Cotilla- responde tirándose en su cama y abriendo el sobre, saca la carta y se pone a leerla para sí- Ajá... Pero... que mujer.....jolin. 
- ¿Qué pasa?- ordena María ya más despejada mientras sale del lavabo de asearse. 
- Mi madre me ha mandado a Wendy, dice que no lo soporta, que no para de piar más que antes cuando yo estaba, que se olvida de darle de comer y blablabla... que me lo ha enviado, vamos- aisnte aun observando la carta- Que mi pajaro ha viajado a Londres, vamos, y que Ana va a ir a recojerlo vamos...- sonríe ahora. 
- ¿Que qué? Oye guapa, a mi no me pases tu pollo- río molesta. 
- Oh, si, me la debes- dice maliciosamente. 
- ¿¡Qué te debo yo a tí!?- exclamo indignada. 
- Me lo debes y punto, ¿es que tienes que preguntar por todo?- gime y me empuja al baño- venga, date una ducha, te vistes, vas a recojer al precioso de Wendy y de paso llevas la ropa a la lavandería, ¿OK?
- ¿Hola? ¿Perdona? Repite- balbuceo, pero bueno, como me usan. 
- Mira, Doña, Ele, Marta y yo vamos a ir a preguntar por trabajillos, TÚ irás a recojer a Wendy y a la colada en las tiendas esas raras, ¿ya lo cojes, o tengo que volver a repetirlo?- dice lentamente, vamos, como si yo fuera cortita. - Venga, no digas nada y calla- me empuja a la ducha y la enciende empapándome todo el pijama, grito, por supuesto 
- ¡¡¡ESTÁS MAJARA REMATADA!!!- chillo. 

A los veinte minutos estoy bañada y... jo, mi pijama también. Me seco el pelo con una toalla refunfuñando y me lo peino rápida y me seco el pelo, lo trato durante media hora y salgo del baño. Ya no hay nadie, jolines, si que se han ido rápidas. Me pongo la ropa interior y aunque parezca una locura, me da por ponerme un lindo peto vaquero corto sobre una camiseta de mangas cortas azul marino. Me quedaba bien y es cómodo, la ropa perfecta, me recogí el pelo en una trenza y cojí una cazadora impermeable, tambien del color de la camiseta... hoy predijeron lluvia, y mi lema es: mas vale prevenir que curar, o por lo menos hoy, je. No me maquillo, como mis amigas dicen, soy light, o al natural. 
Cogiendo el sobre de correos, mi bolso y una gran bolsa con la ropa sucia de estos tres días (que tampoco es mucha) y salgo de la universidad. Hace un buen día, el cielo tiene alguna que otra nube pero está soleado y celeste, como lo es, vamos... me gustaría que Gema lo viera, siempre dice que Londres es gris y melancolica... No corre a penas una brisa, fría, pero no viento al menos, me extraña que dieran para hoy lluvia torrencial, o los del tiempo se han equivocado, o salÍ yo y todo se puso multicolor, yo votaría por la segunda. 
- A ver- me digo para mi misma mientras observo un pequeño mapa y camino hasta la parada del bus- Oxford Street... conde,¿ y eso donde está?- mascullo y alzo la vista al frente, hay que estar atenta, con tanta gente una cualquiera pasea tranquila.
A mi lado pasan dos jóvenes y al verme sonríen y cuchichean entre sí, ríen y cuando los paso escucho a mi espalda "Ey, pretty" ... pongo los ojos en blanco, y yo que creí que eso solo eran cosas de españoles. 
Me subo al autobus, aun ilusionada, y descubro en el viaje que Oxford Street es una de las calles principales de Londres, pues vaya... a ver como encuentro una oficina de correos allí, caray. 
Me bajo en la parada más cercana y resoplo, concentrémonos Ana... Comienzo a andar y antes de intentar encontrar la oficina entro en una pasteleria y me compro un acaramelado croasan, ñam ñam...está increíblemente bueno, dulce y esponjoso relleno de chocolate, hum. 
Me paso la lengua por los labios y sacando un espejito del bolso compruebo que no tenga chocolate, bien, perfecto, todo limpio. Por fin, tras alguna que otra preguntita en inglés encuentro al Post Office London Bridge de Oxford Street,nº 57 A... Y vaya coñazo de título ¿no?
Entro y saludo amablemente a la dependienta, le entrego el sobre y ella asiente sonriendo. 
- ¿Wendy, eh? Yo también tengo un inseparable- dice mientras desaparece tras una puerta y vuelve con una jaula. Sonrío al ver a Wendy sana y salva (creo que es macho pero bueno, Irene nunca tuvo mucha imaginación para los nombres), me moriría si le hubiera pasado algo, mejor dicho me asesinarían si le hubiera pasado algo, Irene ya avirtió... uf. 
Tras firmar unos papeles  y cojer a Wendy salgo de allí. Suspiro más relajada, una cosa menos. Me muerdo el labio y gimo, ¿y ahora como se supone que voy a encontrar una lavandería de esas? Camino apresurada, observando las tiendas de un lado y otro de la enorme Avnda.
Tras un rato de pasear vergonzósamente con una jaula de pájaros, la veo, mis ojos se iluminan, ¡¡ALELUYA!!Me reprimo a bailar y me limito a caminar hasta la lavandería de autoservicio. 
No hay nadie dentro, y eso es extraño, en fin...que más da, yo entro y punto. Es bastante tradicional, de azulejos y con lavadoras seguidas unas de otras, a la derecha hay secadoras, creo, vamos, nunca estuve en sitios como estos. 
Dejo la jaula de Wendy sobre una de las lavadoras y evaluo pensativa todos los botones de esta... Dios, creí que sería más facil, debí de haber echado cuenta a mi madre cuando me enseñó a usar este trasto. Me muerdo el labio inferior. 
- De acuerdo, manos a la obra Wendy- que mejor cuando estás a solas que hablar con un pájaro que no te entiende, ¿no? Sacudo mis manos chocándolas y me inclino hacia el aparato observándo lo que pone, vale, bien, perfecto, ya entendía poco en español que tenía que venir en ingles... - Bah- le quito importancia y cogiendo el montón de ropa de la bolsa lo meto en el interior de la lavadora.
Golpeo impacientemente las lozas con mis deportivas, caray, no creí que mi mayor problema en Londres sería elegir que polvos echarles al cajón de la lavadora. Escojo uno al azar y comienzo a echarlo precavidamente, cuando escucho un ruido fuera y me vuelvo, no hay nadie, creo que el dormir con Irene estando preparada a que me haga cualquier cosa me está afectando... Cuando vuelvo mi atención a el aparato hay una lucecita roja palpitando en uno de los botones, ahogo una exclamación y dejo de echar los polvos, jolin, me distraje... 
Me pongo en cuclillas y cierro la portezuela redondeada. Suspiro y me llevo unos minutos esperando a que comience a llenarse el cubículo de agua y a dar vueltas y vueltas... sonrío, yo aquí viendo como se mueve la ropa en una lavadora y mis amigas paseando por Londres buscando (se supone) algun trabajillo, y dios sabrás cuales. 
Me dejo caer en el suelo , apoyando mi espalda contra la fila de lavadoras de atrás y saco mi móvil con los auriculares, me los pongo y pulso el play, suspiro y abrazo mis rodillas apoyando mi cabeza en ellas,cierro los ojos... Me relaja escuchar a One Direction, en especial a Harry, tiene una suave y grave voz inconfundible... 

De pronto escucho como se abre la puerta de la tienda en un chirrido, me quito rápida los auriculares y paro la canción de Another World. Contengo la respiración y me quedo quieta, no me levanto para que me vean ni nada por el estilo, me da la sensación de que no debería de estar aquí... 
- ...Está vacia desde hace rato, cerraré para que no tengas problemas- dice una voz femenina, aunque desgastada, de una persona mayor- Supongo que tardarás el tiempo de siempre, ¿no, Edward? 
- Por supuesto Sra. Dawson- escucho su voz, como dije antes, inconfundible, y mi corazón empieza alatir desbocado, él...está...¡¡¡¡aquiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!
Inspiro profundamente para calmarme, e intento no reír, ni llorar... de emoción por supuesto, lo mío es grave. 
- Gracias- dice él de nuevo. 
- No es molestía, volved tú o tus amigos siempre que querais- ríe la mujer, y oigo como sale de la tienda y tras ella se escucha un sonido de llaves... ups, eso huele a problemas, ¿me he quedado encerrada con Harry Styles? 

Comienza a caminar decididamente hasta el pasillo de lavadodoras donde no sabe que estoy, trago saliva cuando reconozco su sombra en los desgastados azulejos amarillentos. Cruza la esquina y bueno... 
- ¿Hola?- balbuceo sonriendo tímidamente. 
Harry grita haciendo que ahogue una risa y no para de repetir "Oh my God, oh my God..." jeje, me recuerda al video de él y sus amigos en la sesión de fotos en la piscina cuando Louis Tomlinson se tiro sobre él dandole en sus partes... gritó justo eso.
- Ana, por dios, vaya susto que me has dado- respira entrecortadamente, que chico más asustadizo. 
-¿Tan fea soy?-bromeo incorporándome y sacudiendo el polvo de mis pantalones. Le saco una sonrisa que me hace perder el norte, le miro embobada. 
- No, al revés- su sonrisa se amplia, me ruborizo de arriba abajo, ¿me está diciendo guapa?- Me alegro de verte, pero, ¿siempre son tan raras las situaciones en las que nos encontramos? 
- ¿Esto?¿raro? Para mí esto es lo más normal del mundo- río divertida, pero caigo en la cuenta de que para mí, la simple idea de encontrarme con Harry, ya no es normal, y aunque sea secundario, lavar la ropa en una de estas tiendas y no saber lo que haces, tampoco es normal- Puede que tengas razón...- cavilo- muy normal no es lo nuestro...- sonrío ahora.
- Y...¿qué haces aquí?-pregunta él, apoyándose en la fila de lavadoras. 
- Bueno, no sé, ¿lavar la ropa puede ser?- digo con ironía. Él ríe, por dios, ¿por qué no puede tener una risa horrible para que puede dejar de mirarle? 
- Sí, ya, hasta eso llego, lo extraño es que te hayan dejado entrar, digamos que esta hora está reservada para mi colada de cada jueves- explica, no lo cojo, por lo que me mira divertido, habrá que ver la cara que tengo- Que esta hora me la reserva la dueña de esta tienda para que lave sin un torbellino de fans a mi espalda, por lo que me encierra aquí y baja las persianas. 
- Aaaah- asiento entendiendo- Y no me han dejado entrar exactamente, no había nadie... y... pasé- me encojo de hombros. 
- Oh- sonríe, no sé que le hace tanta gracia, la verdad... de pronto se oye un ruido y una persianas grises se van bajando automáticamente hasta dejar cerradas las cristaleras del local, solo hay de luz la que entra por los agujeros de esta. 
- Vaya, oscuridad- río entre dientes, Wendy pía inquieto- Tranqui Wendy- le susurro mirando a la jaula. 
- ¿Wendy?- inquiere extrañado Harry. 
- Sí, es el inseparable de Irene- informo abriendo la compuerta de la jaula y cogiendo a Wendy en un dedo. 
- ¿Irene? ¿La rubia?
-Sí- río- La rubia, ¿así la llamais? 
- Bueno, Niall tiene un mote especial para ella...- me dirije una sonrisa ladeada, de disculpa. 
- Nada bueno, preveo- sonrío de nuevo, no puedo dejar de sonreír, teniéndole al lado, ¿que fan no se habría desmayado ya?, estoy intentando con todas mis fuerzas no gritar ni reir de alegría... 
- No, nada bueno...
- Entonces están en paz, ella tampoco le tiene ningun nombre bonito reservado.- Ambos reímos.- ¿Qué escuchas?- pregunta cuando nos calmamos, señalando los auriculares. 
- Hmm... música- no quiero decirle que los escucho a ellos, SIEMPRE... para mí sería... no sé, raro. 
- No, ya, es evidente- alza una ceja, interrogante. 
- Justin Bieber- digo lentamente mientras al tanteo intento cambiar la canción que tengo por dos o tres adelante, que creo que era una de Justin. 
- ¿Me dejas escucharla?-pide elevando la comisura de sus labios en una tierna sonrisa... Lo hace queriendo, estoy segura.... ¿quién en este mundo se podría resistir a sus encantos?
- Porque no...- digo extendiendole el móvil. 
- Gracias- me sonríe ampliamente, agradecido y se coloca los auriculares. 
Pasan unos segundos y Harry agacha levemente su cabeza y sonríe divertido. 
- ¿De qué te ríes?-pregunto extrañada. 
- Emm...- Harry ríe suavemente- creo... que esto no es Justin Bieber. 
- Oh, por dios- susurro, habrá que ver que le he dado a escuchar. Me devuelve los auriculares y el móvil. 
Oh, no, le dí a un video casero que hicimos mis amigas y yo... y no es un video cualquiera, estábamos imitando a España Directo, Gema era la presentadora, María la reportera, yo... ya lo veréis, Marta mi mánager y Ele la paparazzi. Decía: 
Gema: Hola España, hoy vamos a ver en este programa  a la actual novia de Harry Styles, ¿María?- estabamos en mi salón con Gema en una mesa y una tele al lado, donde salía ahora la entrevista que María me hizo. 
María: Buenos días Gema, aquí he pillado a Ana, la ahora mismo novia del cantante del famoso grupo pop, Harry Styles, dime Ana, ¿cómo va la relación? 
Ana: O sea, va de lo más cool posible- me reía y hablaba como una pija.- Ayer mismo me pidió matrimonio, me encontré el anillo en un taco, jeje- fingía una risa horrible, es más, ponía risa de cochino. 
Marta: dejad a mi cliente en paz, por favor- pedía Marta, mientras Ele aparecía con un triciclo por detras haciendo fotos con una camara de mentira. 
Ana: AHHH, DIOS, ¡¡que me acosaaaaaan!!- doy un grito agudo de pija total. 
María: Bueno, Ana, entonces va todo bien con tu novio, ¿cierto? Tengo curiosidad por como conseguiste salir con él.
Ana: Oh, eso, pues él lo consiguió, yo no... quiero decir, que él me lo pidió a mí... Se arrodilló y me suplicó " Ana, por dios, sé mi novia, sé mi novia..."- exageré poniéndome de rodillas imitando la supuesta actuación de Harry. De repente aparece Irene, bueno, Irene... con peluca de rizos y chaqueta y camiseta blanca debajo, comiendo un taco. 
Irene: dejad en paz a mi novia- masculla mientras mastica estruendosamente- ¡¡He dicho que la dejéis!!- dice gritando con voz muy grave cuando Ele empieza a echar fotos de nuevo. 
Apago el video avergonzada, ¡¡¡¡¡¡TIERRA TRÁGAMEEEEE!!!!!! 
- Emm... Harry- musito. 
- ¿Si?-sonríe él. 
- ¿Sabes español? 
- Lo...suficiente como para entender mi nombre e imaginarme la conversación viendo las imágenes- ríe asintiendo.-Y...
- Mejor no digas nada...- niego seguidamente con el rostro más rojo y caliente como no lo he tenido en mi vida. Ríe divertido. 
- ¿Sabes? Eres una chica muy peculiar, no sé... no he conocido a nadie como tú- sonríe de forma tan arrebatadora que... ¿alguien tiene un abanico? 
- Y, ¿eso es un bueno?- pregunto sonriendo tímidamente. Provocando otra de sus hermosas sonrisas de labios rosados. 
- Eso creo... tus amigas y tú sois extrañas.
- Me lo tomaré como un cumplido- asiento divertida.
Va a volver a hablar cuando se escucha un ruido proveniente de mi lavadora, ambos miramos al aparato extrañados. Sigue haciendo ruidos raros y burbujeantes cuando empieza a salir espuma de alrededor de la tapa circular, ¿qué...? 
- Pero...¿ qué mierda es esto?- murmulla incrédulo Harry, contemplando como el suelo se va llenando poco a poco de espuma blanca y jabonosa cubriéndonos hasta las rodillas y extendiéndose por todo el establecimiento. - ¿Qué le echaste?- me mira con los ojos muy abiertos. 
- Eso- tartamudeo señalando el bote de cartón que cogí. 
- Oh... my God- exclama Harry cubriéndose el rostro con las manos, exasperado.- Eso nunca le eches y si lo echas nada y menos- me dice alarmado.
Voy a contestarle cuando escucho a Wendy piar, y... no está conmigo, miro hacia todos lados y no lo veo, todo está cubierto de espuma... Oh, no... mierda. Sollozo debilmente, jolín. 
- ¿Ocurre algo?- dice Harry con tono preocupado.
- Wendy, se ha escapado- digo mientras busco con la mirada a una mancha verde entre la impecable espuma. 
- Oh, problema...- murmura girando su rostro inspeccionando también el lugar. 
Me muevo bruscamente y...  piso de forma inestable el suelo haciendo que patine en él. Grito, Harry me agarra con fuerza de la cintura, llevándonos a los dos al suelo, resbalándonos con torpeza... Plashh. 
Un montón de partes de burbujas salen volando tapádome levemente la vista, las aparto y descubro sonrojándome al rojo vivo... que estoy literalmente encima de Harry. Mi respiración se detiene y parece que la de él también, nos miramos paralizados. 
Vale, de acuerdo, ahora nunca más voy a poder decir... que ir a hacer la colada es aburrido, ¿no creéis?

11 comentarios:

  1. jejeje primera en comentar. Antes de nada kiero decirte k ¡¡¡Whendy nunca se escapa!!!
    ¿y tu estás un pokito mal no? (mejor no respondas, sé la respuesta) "NOSOTRAS NUNCA HARÍAMOS UN VIDEO COMO ESE!!!"
    aDEMÁS, A WHENDY NUNCA LO ECHARIAN DE CASA ES SUPER BUENO Y LA MADRE DE IRENE SABE K SI EL PAJARO SE VA DE CASA ELLA VA DETRÁS. A, Y POR CIERTO, "CONOZCO" A IRENE Y NUNCA, NUNCA NUNCA DE LOS JAMASES NUNCA DEJARIA A WHENDY CON AANAAA!!!!
    aparte de todo esto sabes k me a gustado y k kiero yaaa!!!! la segunda parte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. irene, es un verdadero honor leer tus comentarios, je :P, y me encanta cuando dices tu opinion sobre la mía en los personajes, por lov isto conoces mucho a irene, como si fuera tu, VAMOS, JEJEJJE (cuando digo me encantó es como decirte: espera a k te vea, lista) muchos besos wapaaaa, y será mejor k subas tu capitulo no vaya a ser k me enfade y estravie a tu Wendy sin hache dentro de una lavadora, amorrrrrrcitoooo!!! ejejej

      Eliminar
    2. hazlo, tu sabes k si lo haces MORIRÁS (sabes seguro k no es una broma. . .con k yo k tu no me la jugaría)
      y gracias, me esfuerzo escribiendo lo comentarios (bueno mejor dicho me "expreso") JAJAJA KIERO EL SIGUIENTE, ESCRIBE, ESCRIBE!!

      Eliminar
    3. pero Irene por que te molestas por el video si ni si quiera sales jajajajaja XD

      Eliminar
    4. jajaja cierto anahí, yo siempre "procuro" no salir jajajaja

      Eliminar
  2. Amo este capítulo por fin pasa algo entre Ana y Harry,jeje,no se si es mi idea o todos los personajes de esta nove estan algo (algo mucho) locos xD sigue así y publica pronto jaja :D
    Besos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bufff...locos solo?? estos personajes míos estan como "cabras"!!! (va con segundas, eh irene??)muchos besos anahí, y bueno...publicare todo lo prnto que pueda, pero ultimamente no estoy en lo k estoy, no hay inspiracion, es exasperante borrar una y otra vez lo mismo, bufff... bueno, jejeje, besoooooos, lo intentaré publicar "pronto" ;)

      Eliminar
  3. OH!!!!!!!!! cuando podrás subir el siguiente???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando me venga la inspiracion divina!!jejejje muchos besos crazy

      Eliminar
    2. besos a ti tmb, ;)

      Eliminar
  4. me encanta es leer y ver a mi y a mis amigas jajaja :)

    ResponderEliminar